Escalada y mar ( I )

Alicante ofrece una inmensa cantidad de zonas donde practicar la escalada de varios largos y al mismo tiempo uno de los climas más confortables del planeta. Si a eso le sumas una amplia oferta cultural y una rica gastronomía, entiendes por qué Alicante es uno de los destinos preferidos de los escaladores europeos. Pero hay otro elemento que ejerce un fuerte magnetismo sobre muchos de los que deciden visitar la Costa Blanca y no es otro que el Mar Mediterráneo. No se me ocurre una receta mejor para alimentar al cuerpo y al alma: escalada y mar.

 

Superdirecta al Peñon de Ifach

Superdirecta al Peñon de Ifach

En estos últimos meses no han sido pocas las escaladas con ambiente marino que he realizado con clientes y amigos.  Una de las que me ha dejado mejor recuerdo fue la repetición de la vía Superdirecta del Peñón de Ifach, junto a Anaya y Roy. Aquel día habían anunciado lluvias torrenciales, sin embargo decidimos hacer oídos sordos y seguir adelante con nuestro plan. Hemos sido malcriados durante años por una meteorología sobreprotectora y no estamos acostumbrados a modificar nuestros planes ante nada. Que la lluvia nos arruine un día de escalada puede provocarnos un trauma colosal. La cuestión es que la cosa nos salió bien ya que los enormes desplomes nos hicieron de paraguas durante todo el día. La tormenta descargó una cortina de agua sobre el mar plomizo, los barrancos empezaron a vomitar ríos marrones sobre la superficie del agua y un sonido como de aplausos lejanos nos acompañó durante toda la escalada. Un espectáculo soberbio por el módico precio de tener que rapelar la vía.

 

Último largo de la vía Parle

Semanas más tarde escalé con un cliente la vía Parle, del sector Piratas de Caribe. Es un itinerario equipado cuyo acceso se realiza a través de una enorme ventana que se abre en el techo de una gran bóveda. Cuando observas esta ruta desde arriba el recorrido impresiona y desconcierta ya que cuesta creer que no supere el 6a+. Bien es cierto que en condiciones de alta humedad (viento de sur, sureste y este) el tacto de la roca se torna jabonoso aumentando la dificultad considerablemente. Otra característica es que su recorrido serpentea entre los desplomes para colarse por lo más fácil, con el riesgo de quedar pendidos en el vacío en caso de caída pendular. También es importante tener en cuenta que, una vez realizado el rapel, la mejor vía de escape será a través de esta ruta. Resumiendo, una ruta imponente y estética recomendada a escaladores que se desenvuelvan con holgura en ese grado.

 

Acceso a Magical Mistery Tour

Rapel de acceso a Candelabros del Sol

Otra de las rutas “marinas” que he repetido con frecuencia en las últimas semanas ha sido la famosa Magical Mistery Tour, situada en el sector conocido como Candelabros del Sol. Este itinerario fue abierto por Rowland Edwards en solo integral, imagino que durante una  travesía de psicobloc en la que se fue, literalmente, viniendo arriba.  Esta ruta que prácticamente nadie repetía, fue recientemente equipada con material inox y anclaje químico, alcanzando tal grado de popularidad que resulta difícil no encontrar a 2 o 3 cordadas cada fin de semana. El acceso se realiza en un rapel desplomado de unos 50 m. paralelo a una antigua escalera colgante que otorga al lugar un ambiente misterioso. (Aquí tenéis un reportaje sobre estas curiosas instalaciones que solo aparecen en la costa de Calpe y Benitachell). La vía tiene una dificultad en torno al 5+ y la roca es de buena calidad. Aún así habrá que tener cuidado en determinadas secciones en las que las caídas pendulares pueden ser grandes.

Magical Mistery Tour

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuará…